Frikcionario – Suplemento I

En las casas solía haber una colección de libracos tochos, que venían a ser una especie de Wikipedia o Google, pero en papel impreso y en orden alfabético, que nos servían principalmente para hacer trabajos para el colegio sin necesidad de ir a una biblioteca, o buscar palabras guarras que desconocíamos. Ante el avance de nuevos conocimientos era necesario adquirir nuevos tomos, que además provocaban un buen fastidio al no entrar ya en la estantería.

En nuestra casa disponíamos de la Gran Enciclopedia Larousse, cuyas actualizaciones se llamaban “Suplemento” junto con el número del tomo en codificación romana. Dado que el frikcionario seguirá creciendo mientras se me sigan ocurriendo chorradas, y para facilitar sus actualizaciones que iré incrustando en los posts correspondientes a su letra, adaptaré dicha nomenclatura para éstos de actualizaciones, y que así quizás sean más llevaderos que ponerse a leer todo el tocho del tirón.

Sigue leyendo